Accept Cookies?
Provided by OpenGlobal E-commerce

3.jpg
2.jpg
8.jpg
6.jpg
9.jpg
1.jpg
01.jpg
   

Actualizado: Martes, 12 de enero de 2016

Novedades

28.05.2013

Glosario sobre Omega-3 Los ácidos grasos Los ácidos grasos (la unidad básica de los lípidos) están constituidos por una cadena de carbono (átomos de carbono unidos entre ellos en el que se ad

23.05.2013

Omega-3 y la vista: el papel del DHA en el desarrollo normal de la función de la vista. El ácido graso omega-3 ácido docosahexaenoico (DHA) es un componente importante de las membranas celulares d

Usuarios Online

Tenemos 70 visitantes y ningun miembro en Línea

Para una salud óptima, todos necesitamos los ácidos grasos Omega-3 EPA y DHA, a diario. Numerosos estudios sugieren que los Omega-3 puede ser útil en el tratamiento de diversos trastornos patológicos, vamos a verlos juntos.


Los triglicéridos y los niveles de colesterol

Es bien conocido que los que siguen la dieta mediterránea tienden a tener niveles más altos de colesterol HDL, el "colesterol bueno". Del mismo modo, las poblaciones esquimales, que consumen mucho pescado y con lo cual consumen altas cantidades de Omega- 3, no sólo tienden a tener altos niveles de colesterol HDL, sino también una concentración de triglicéridos en el plasma reducida.También es conocida la capacidad de los suplementos de aceite de pescado, que contienen EPA y DHA, para reducir significativamente tanto los niveles de triglicéridos, cómo los de colesterol no-HDL, el "colesterol malo".

 

Hipertensión

Varios estudios sugieren que, en las personas que sufren de hipertensión, una dieta rica en EPA y DHA puede reducir significativamente la presión arterial.Sin embargo, no es posible aprovechar esta propiedad de los ácidos grasos Omega-3 aumentando el número de las porciones de pescado introducidos con la dieta.

De hecho, los peces como el atún son también ricos en mercurio y, por lo tanto, pueden causar el efecto contrario y aumentar la presión.

En casos de hieprtensión es mejor tomar suplementos de aceite de pescado concentrado obtenido a través de los avanzados procesos de purificación mediante destilación molecular múltiple.

 

Sólo estos procesos pueden asegurar la ausencia de metales pesados y otros contaminantes.

 

Enfermedades del corazón

Una de las mejores maneras de prevenir y luchar contra las enfermedades del corazón es seguir una dieta rica en Omega-3.
De hecho, varios estudios sugieren que tanto el contenido de EPA y DHA en el pescado y en las microalgas marinas ayudan a reducir los factores de riesgo cardiovascular.EPA y DHA reducen los valores de los triglicéridos y el colesterol LDL (el llamado colesterol "malo"), contribuyen a reducir la presión arterial y dificultan la formación y el desarrollo de placas ateromatosas que al bloquear las arterias, pueden causar ataques al corazón y accidentes cerebrovasculares.

 

Además algunos estudios han encontrado una disminución del riesgo de muerte, de ataques cardíacos y de accidentes cerebrovasculares en pacientes post-infarto de miocardio que recibieron un dosis adecuada de EPA y DHA a diario.

 

De acuerdo con la American Heart Association (AHA), la dosis más baja de Omega-3 para alguien que haya sufrido un ataque al corazón es de 900 mg.La Sociedad Internacional para el Estudio de los Ácidos Grasos y Lípidos (ISSFAL), sin embargo, recomienda a personas que no sufran problemas cardíacos tomar al menos 500 mg de EPA y DHA por día para mantener el corazón en forma.

 

Accidentes cerebro vasculares

Varios estudios clínicos sugieren que los ácidos grasos omega-3 protegen de accidentes causados por la formación de coágulos sanguíneos en las arterias cerebrales.

En particular, el riesgo de accidente cerebrovascular se puede reducir en un 50% con el consumo de por lo menos dos porciones de pescado graso a la semana, lo que equivale a alrededor de 900 mg de EPA y DHA por día.

 

Diabetes

Niveles elevados de triglicéridos y bajas cantidades del llamado colesterol "bueno" (o HDL) son a menudo características del paciente diabético.Cómo se muestra en numerosos estudios, el EPA y el DHA ayudan a reducir los triglicéridos y aumentan el colesterol HDL.

Por esta razón los enfermos de diabetes pueden beneficiarse de consumo de alimentos o suplementos que contengan estos Omega-3.

 

Problemas de peso (exceso de peso y pérdida de peso)

Muchas personas con sobrepeso no pueden controlar de forma adecuada sus niveles de azúcar en sangre.

Por esta razón el exceso de peso se asocia a menudo con el desarrollo de la diabetes y a un amuento de triglicéridos y colesterol en sangre.

Varios estudios han sugerido que dietas baja en grasas, pero ricas en pescado con EPA y DHA (como el salmón, la caballa y el arenque) ayudan, en combinación con el ejercicio, al control de las concentraciones de azúcar y el colesterol en sangre.

 

Artrítis Reumatoide

El análisis de los datos recogidos durante varios estudios clínicos han demostrado que, en los pacientes que sufren de artritis reumatoide, el uso de suplementos de Omega-3 reduce la fragilidad de las articulaciones, rigidez matutina y la necesidad de tomar medicamentos específicos.

No sólo eso, numerosos estudios llevados a cabo en células de cartílago han demostrado que el EPA y el DHA podrían disminuir la inflamación y la actividad de las enzimas que destruyen este tejido.Otros estudios de laboratorio también indican que una dieta rica en Omega-3 y baja en ácidos grasos Omega-6 puede ser útil en el caso de otros trastornos inflamatorios, tales como osteoartritis.

 

Osteoporosis

Una dieta deficiente en ácidos grasos esenciales, como el Omega-3 EPA, aumenta la probabilidad de pérdida de masa ósea. Esto sugiere que los suplementos de ​​EPA pueden ser útiles para la salud de los huesos.

De hecho, un estudio de mujeres mayores de 65 años, todas con osteoporosis, ha demostrado que tanto este Omega-3, cómo otro ácido graso esencial (llamado ácido gamma-linolénico) disminuyen los niveles de pérdida ósea.

En muchos casos incluso se ha observado un aumento en la densidad de los huesos. Además, varios estudios sugieren que el EPA puede ayudar a mejorar la resistencia ósea y aumentar los niveles de calcio y su fijación en el esqueleto.

 

Depresión

EPA y DHA son esenciales para permitir una comunicación óptima entre las células nerviosas y asegurar la salud del cerebro.Para aquellas personas que no consuman en su dieta los niveles adecuados de Omega-3, o no mantiene el equilibrio correcto entre estos ácidos grasos y los Omega-6 hay un mayor riesgo de desarrollar estados depresivos.

 

 De hecho, un estudio en pacientes hospitalizados debido a las depresiones severas ha encontrado niveles de EPA más bajos de lo normal y un aumento significativo en la proporción entre Omega-6 y Omega-3.La existencia de una correlación entre Omega-3 y la depresión también está confirmada por un estudio que mostró que una dieta equilibrada que incluya 2-3 porciones de pescado graso por semana durante 5 años, favorece la reducción de las crisis depresivas y de su intensidad.

 

Trastorno bipolar 

De acuerdo con un estudio realizado en 30 pacientes que sufren de trastorno bipolar, la alternancia entre los períodos de euforia y depresión típica de este trastorno se reduce significativamente si el tratamiento con medicamentos para estabilizar el ánimo se asocia con la ingesta de EPA y DHA.

Este tratamiento combinado fue eficaz en tan sólo cuatro meses.

 

Esquizofrenia

Algunos resultados preliminares sugieren que la ingesta de Omega-3 puede ser beneficiosa para las personas que sufren de esquizofrenia. Sin embargo, se necesitan más estudios para confirmar estos resultados alentadores iniciales.

 

Trastorno de hiperactividad y déficit de atención (déficit de atención / hiperactividad - TDAH)

Varios estudios sugieren que los Omega-3 juegan un papel importante en el desarrollo del TDAH. En particular, un estudio que involucró a 100 niños reveló una correlación entre bajos niveles de estos ácidos grasos y los problemas de aprendizaje y de comportamiento.

Hay alguna evidencia de una asociación entre Omega-3 y TDAH que se deriva de estudios en animales, en los que, una disminución en los niveles de estas sustancias se acompaña por la reducción de distintas moléculas en el cerebro fundamentales para la atención y motivación como la dopamina y la serotonina.

 

Trastornos de la alimentación

De acuerdo con los datos recogidos hasta ahora, tanto las mujeres cómo los hombres que sufren de anorexia nerviosa tienen niveles de ácidos grasos poliinsaturados (PUFA) inferior a lo normal.Por esta razón, algunos expertos, sugieren enriquecer la dieta de estos pacientes con alimentos ricos en ácidos grasos poliinsaturados, como el pescado graso.

 

Quemaduras

En los animales los omega-3 ayudan a mantener un equilibrio adecuado entre las diferentes proteínas del organismo, un factor importante para promover la recuperación funcional de los tejidos quemados.Aunque se necesitan más estudios para determinar si el cuerpo humano puede obtener este mismo beneficio, hay evidencias a favor de esta hipótesis.De hecho, los ácidos grasos esenciales se han utilizado con anterioridad para reducir la inflamación asociada a quemaduras y para promover su curación.

 

Enfermedades de la Piel

Los 2 trastornos de la piel que podrían mejorar con la ingesta de Omega-3 son los foto-dermatitis, una enfermedad que nos hace especialmente sensibles a la exposición al sol, y la psoriasis.

Los suplementos de aceite de pescado son útiles en la reducción de la sensibilidad a la luz ultravioleta en las personas que sufren de foto-dermatitis. Sin embargo, su eficacia protectora es menor que la de los filtros solares aplicados directamente sobre la piel.

En el caso de la psoriasis un estudio, que incluyó a 40 pacientes, mostró que la asociación entre los fármacos y el EPA lleva a una mejora de los síntomas mayor que obtenido solo con la terapia farmacológica.

 

 

Síndrome de colon Irritable

El análisis preliminar mostró que los ácidos grasos omega-3, en asociación con fármacos para el tratamiento de diferentes formas de síndrome de colon irritable (por ejemplo, sulfasalazina), pueden reducir tanto los síntomas de la enfermedad de Crohn cómo los de la colitis ulcerosa.

En particular, de acuerdo con un estudio realizado en Italia en el caso de la enfermedad de Crohn, la dosis de Omega-3, que le permite retrasar el regreso de los síntomas corresponde a 2,7 g de EPA y DHA totales por día durante un año.

 


Asma

Algunas investigaciones preliminares sugieren que los Omega-3 pueden reducir la inflamación asociada con el asma y mejorar la función pulmonar en las personas que la padecen.

Por el contrario, los Omega-6 tienden a aumentar la inflamación y empeorar las funciones de los pulmones.

Además, según un estudio que implicó la administración de aceite de pescado durante 10 meses a 29 niños asmáticos, la ingesta de productos ricos en EPA y DHA reduce los síntomas asociados con este trastorno hasta en los más pequeños.

  

Degeneración Macular

Hay varios estudios que sugieren beneficios de Omega-3 para los que sufren degeneración macular, una enfermedad ocular que puede causar pérdida de la visión.

Un cuestionario distribuido a más de 3.000 personas mayores de 49 años ha demostrado, por ejemplo, que una dieta rica en pescado reduce el riesgo de padecer esta enfermedad.Del mismo modo, un estudio que involucró a 850 personas reveló que un alto consumo de pescado y dietas que garantizan la ingesta adecuada de Omega-3 y Omega-6 hacen menos propensos a contraer esta enfermedad.

Un análisis de mayor tamaño ha confirmado que el consumo de pescado rico en EPA y DHA, más de cuatro veces a la semana, puede reducir el riesgo de padecer esta enfermedad.

 

Dolores menstruales

Incluso los síntomas relacionados con el ciclo menstrual pueden ser contrarrestados con los Omega-3. De hecho, un estudio de casi 200 mujeres danesas demostró que enriquecer la dieta con estos ácidos grasos alivia el síndrome menstrual.

 

Omega-3 y tumores
El cáncer de colon
Consumir grandes cantidades de alimentos ricos en ácidos grasos Omega-3 parece tener un papel protector contra el cáncer colorrectal. Por ejemplo, las poblaciones esquimales, que tienden a seguir una dieta alta en grasas y, al mismo tiempo, basada en pescados ricos en Omega-3, se caracterizan por una baja incidencia de este tipo de cáncer.
Por el contrario, algunas investigaciones sugieren que los Omega-6 podrían promoverla. Además los beneficios de los Omega-3 van, en este caso, más allá de la simple prevención, puede prevenir el agravamiento de la cáncer. El consumo diario de EPA y DHA parece retrasar o incluso revertir la progresión del cáncer en las primeras etapas de la enfermedad.

 

Cáncer de Mama
Las mujeres que consumen regularmente durante muchos años alimentos ricos en omega-3 parecen ser menos susceptibles al desarrollo de cánceres de mama.
No sólo eso, un alto consumo de pescado rico en estos ácidos grasos y algas marrones de la familia del Kelp reducen el riesgo de muerte por cáncer de mama. Esto es especialmente cierto para las mujeres que sustituyen la carne por el pescado.
El equilibrio entre omega-3 y omega-6 parece jugar un papel importante en el desarrollo y el crecimiento de este tipo de cáncer, incluso en la terapia de combinación con las vitaminas E y C, beta-caroteno, selenio y la coenzima Q10.

 

Cáncer de próstata 

Al igual que en el caso del cáncer de mama, también el riesgo de cáncer de próstata se redujo con un buen equilibrio entre omega-3 y omega-6.

Su función de protección contra este tipo de cáncer ha sido sugerida por estudios clínicos que han evaluado el rol preventivo de una dieta baja en grasa que comprendía pescado y aceite de pescado.

También los estudios de laboratorio y estudios en animales sugieren que la EPA y DHA pueden inhibir el desarrollo de este tipo de tumor.

bottom-banner

Contáctanos

Dirección: C/ Iris,2 38360 - El Sauzal - Tenerife - España.

Tel: 922 084 703.

Móvil: 670 939 765.

Email: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Síguenos

twitter facebook

Encuesta

¿Sabe usted si su suplemento de Omega3 tiene la concentración adecuada?

No me preocupa - 22.4%
Siempre he tonado el mismo y me va bien - 4.1%
Lo compro en Farmacia y no hace falta contrastarlo - 2%
Siempre consumo Omega 3 con certificado IFOS - 71.4%

Votos totales: 49
La votacion ya ha finalizado en: 31 Dic 2015 - 00:00